Choose language:  SP

CONTACTORES BIOLÓGICOS ROTATIVOS


Los Contactores Biológicos Rotativos (CBR), también conocidos como biodiscos, son sistemas de tratamiento de las aguas residuales, en los que los microorganismos se hallan adheridos a un material soporte, que gira semisumergido (aproximadamente el 40% de su superficie) en el agua a depurar. Estos sistemas, junto con los Lechos Bacterianos, suponen una alternativa tecnológica al proceso convencional de Fangos Activos. Los CBR han sido empleados, en los últimos años, en el tratamiento de varios tipos de aguas residuales, incluidas las urbanas.

Al girar lentamente (1-2 rpm), el soporte expone su superficie alternativamente al agua y al aire. Sobre el soporte se desarrolla, de forma natural y gradualmente, una pequeña película de biomasa bacteriana, que emplea como sustrato la materia orgánica soluble presente en el agua residual y, que toma el oxígeno necesario para su respiración del aire atmosférico, durante la fase en que el soporte se encuentra fuera del agua.

La cantidad de aire captado durante la fase de emersión del rotor, debe ser suficiente para cubrir el consumo por parte de los microorganismos de la biopelícula durante la fase de inmersión y para mantener las condiciones aerobicas en el recinto que alberga el rotor.

La biomasa presente en el tanque en el que se dispone el elemento rotor, que se mantiene en suspensión gracias al giro de éste, ejerce una contribución muy pequeñas a los rendimientos de depuración que se alcanzan con la aplicación de los CBR. Se estima que un 90% de la biomasa activa se encuentra adherida al rotor.

El crecimiento de la biopelícula continúna hasta que llega un momento en que su espesor es tal (unos 5mm), que se ve muy dificultada la difusión de oxígeno y sustrato hasta las capas bacterianas más profundas, produciéndose en estas zonas fermentaciones y burbujeo gaseoso. En estas condiciones, el esfuerzo cortante producido por la rotación del soporte en el seno del líquido, es suficiente para poducir su desprendimiento. Una  vez desprendida una porción de película bacteriana comienzan en ese lugar el crecimiento de nueva biomasa, repitiendose el proceso indefinidamente, regulándose, de esta forma, el espesor de la biopelícula. La biomasa desprendida se separa de efluente depurado en la etapa de decantación, que sigue al tratamiento biológico.


Los CBR constan generalmenre de 2 a 4 etapas, colocadas en confinamientos separados entre sí. Esta disposición, conocida como disposición en cascada, permite operar en cada confinamiento con cargas diferentes, presentando los rotores distintos espesores de biopelícula en cada uno de ellos. Esta configuración permite trabajar con diferentes cargas de superficiales, o volumétricas, e influye en el diseño del sistema de soporte de la biopelícula. Asimismo, esta configuración reduce los efectos de picos de carga que se registran en las estaciones de tratamiento de aguas residuales. En otros casos, los rotores se encuentran en el mismo confinamiento, consiguiéndose la configuración en cascada mediante el empleo de deflectores.

Los CBR operan bajo cubierta para evitar daños en la biomasa adherida a loa rotores por la acción de los agentes atmosféricos (heladas, lluvias), y para preservarla en caso de averías electromecánicas, que detengan el giro del rotor.

VERSATILIDAD DE TRATAMIENTO

Los CBR se adoptan a las variaciones de caudal siempre que el tiempo de retención hidráulico se mantengan por encima del mínimo necesario.

El sistema CBR presenta buena resistencia frente a sobrecargas hidráulicas y orgánicas en la alimentación, siempre que dicha sobrecarga se produzca de forma puntual.

Además la existencia de biopelícula aporta al proceso biológico una mayor resistencia que los precesos de fangos activos frente a la presencia puntual de tóxicos en el agua de alimentación.

VENTAJAS

La tecnología de los Contactores Biológicos Rotativos presenta las siguientes ventajas:

  • Menor superficie para su implantación en comparación con las Aireaciones prolongadas y Los Lechos Bacterianos.
  • Bajo consumo energético y bajo coste de explotación, en comparación con las Aireaciones Prolongadas.
  • Explotación relativamente simple (más sencilla que en el caso de la Aireación Prolongada, ya que no precisa de recirculación de fangos, control del nivel de oxígeno disuelto, medición de la concentración de sólidos en el reactor, etc...)
  • Buen comportamiento ante la presencia de tóxicos, al alternar la biomasa su contacto con las aguas residuales y con la atmósfera.
  • Facilidad de construcción gradual. Al tratarse de un proceso de construcción modular se puede efecturar la ampliación gradual del mismo en función de las necesidades de depuración.
  • Buena resistencia frente a las sobrecargas hidráulicas y orgánicas puntuales.
  • Posibilidad de Nitrificar y desnitrificar.
  • Bajo nivel de ruidos por la escasa potencia instalada.
  • No produce olores
  • Al estar ubicada las unidades de CBR en recintos cubiertos, se mantiene una temperatura más elevada en el agua a depurar, por lo que los rendimientos se resienten menos en los periodos fríos.

BIOPLAST DEPURACIÓN    Ctra. del Negratín s/n - 18813 Cuevas del Campo - Granada    T 958 71 80 11 ~ 617 37 25 89     info@bioplastdepuracion.com
Design: Slogan Publicidad 2011
bocai bocai bocai bocai bocai bocai bocai bocai bocai bocai bocai bocai bocai bocai bocai bocai bocai bocai bocai bocai bocai bocai bocai bocai bocai bocai bocai bocai bocai bocai bocai bocai bocai bocai bocai bocai bocai bocai bocai